domingo, mayo 14, 2006

Velámenes de fuego















Velámenes de fuego

Con el rostro cubierto maquilla en negras tizas
las líneas de sus ojos.
Su baile serpentea campanas y cascabeles,
es poder sinuoso
así se detienen las curvas de su desnudez,
su tacto, su baile
recuerda las formas de sus hijos
mientras los tuvo en brazos.
Ahora les envuelve la mortaja
y unge sus cuerpos con aceites santos,
en las piernas, en los huecos de las balas,
en el dolor inmenso que no desaparece
en sus velos y en sus marcas.
La muerte es lo único que calma su danza,
apedreada en la calle
la deshonra del nombre amurallada.
Cada piedra es un vestido,
una tela nueva y más pesada,
un jardín donde no podrá bailar
aunque velámenes de sedas cubran su piel.

5 Comments:

Blogger Lila Magritte said...

Triste. Cada piedra es un vestido. Y cómo liberarse.

lunes, mayo 15, 2006 4:31:00 p. m.  
Blogger mentecato said...

Recién estuve donde Lila M. Su voz es de vastedad cósmica.

Y tu voz es, del mismo modo, vasta y bellísima.

Ambas son soberanas del Olimpo.

Un abrazo.

viernes, mayo 19, 2006 12:41:00 a. m.  
Blogger Colombine said...

"es poder sinuoso"

no sé quién es
pero el silencio y el aire
la estremecen.

besos

miércoles, mayo 24, 2006 12:53:00 p. m.  
Blogger fgiucich said...

La danza del fuego que se enciende entre los velàmenes al viento. Abrazos.

lunes, mayo 29, 2006 2:40:00 p. m.  
Blogger mentecato said...

Recibí elogiosas palabras tuyas. Gracias.

En cuanto a posibilidades de una novela, por cierto que la temática lo permite, aun cuando sólo un narrador de fuste, profesional, puede acometer tamaña empresa. Yo soy únicamente un aprendiz de hechicero.

Un abrazo cordial.

lunes, mayo 29, 2006 9:57:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home