viernes, febrero 24, 2006

Cementerio marino

























("Gondolero en un canal de Venecia", Bouvard)

Cementerio marino
San Michelle.

El gondolero de la isla de los muertos,
ofrece boletos de ida para su nave;
en el cortejo, el olor a jazmín de estas aguas,
ojo de mar conectado al abismo
paisaje que hiede-hiere en los canales.
Empujados por la corriente, igual que el último impulso de sangre por las venas
giramos la cabeza en todas direcciones, acechamos como un tríptico
facetas de perros con la mirada.
Olfateamos esta tierra que es ahora una colina
territorio ganado al agua a fuerza de cuerpos.
Uno a uno desaparecemos, espectros deformes
extendidos como bruma en busca de espacio.
Desde esta isla, la vista asusta
y sellamos la imagen como una tumba
hundida en el fango.

4 Comments:

Blogger Lila Magritte said...

En ese fango, siento cómo la humanidad va ganando territorio "a fuerza de cuerpos".
y tenemos que colaborar aunque no queramos. Hay que ser solidarios con los que vendrán.
Estoy con un optimismo sorprendente.

Un abrazo.

viernes, febrero 24, 2006 11:37:00 a. m.  
Blogger ** said...

"Desde esta isla, la vista asusta
y sellamos la imagen como una tumba
hundida en el fango."
idea: cuando el paisaje se vuelve terrorífico y no queda otra que cerrar los ojos o desviar la mirada. cuando se nos olvida que sep ueden inventar otras opciones. cuando el paisaje nos supera, cuando el cielo no es suficiente. cuando para construir una "fuga" hipotética, sólo restan las palabras.

sábado, febrero 25, 2006 3:01:00 p. m.  
Blogger Colombine said...

un paisaje espectral,
un trayecto final
que únicamente podemos hacer solos.
cuando ya no es posible mirar atrás.
cuando ya no es posible volver para contarlo.

sábado, febrero 25, 2006 3:48:00 p. m.  
Blogger Eduardo said...

bellísima revisión del caronte de nuestras pesadillas...

jueves, marzo 02, 2006 11:11:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home